> http://viralnews.es

Marcilla se niega a pedir perdón por los insultos de su directivo a España y se extiende el boicot a la marca

«Las opiniones personales son opiniones personales. Creemos que sentarse a tomar un café (o un té) puede ayudar al entendimiento mutuo», defienden desde la compañía en un escueto comunicado para «dar respuesta a la reciente cobertura en las redes sociales» en relación a sus marcas y su compañía.

Ignacio Camacho en ABC subraya que la compañía holandesa ha salido al paso con “un banal comunicado, tipo relaxing cup”, tratando de zanjar el problema:

“Pues no: cuando se insulta a una nación democrática de forma injustificada, falaz, temeraria y torticera, esta clase de entuertos sólo se deshacen, y aun a medias, con excusas, rectificaciones o enmiendas. Y eso no hay modo de encontrarlo en la invitación cafetera”.

“Es posible que en Holanda no hayan valorado bien la hipersensibilidad española ante el conflicto independentista. Algunos empresarios catalanes que la han sufrido con bastante menos motivo podrían explicar a sus colegas neerlandeses que no se trata de ninguna tontería. También existen consultoras especializadas en crisis corporativas que bien podrían asesorarles para no decir pamplinas”.

“O para que consideren que si alguien pretende fracturar tu país, ciscarse en tu Constitución y romper una convivencia muy compleja y sufrida, te sientes poco dispuesto a «entender» que encima te llamen fascista. Eso no se arregla tomando un café. Que si hay que tomarlo se toma, faltaría más, siempre que no sea un Marcilla”.

“Spain is a facist state” (“España es un Estado fascista”) fue el mensaje publicado por este directivo, el cual acompañó con el lazo amarillo en solidaridad con los dirigentes independentistas que están en prisión y otros mensajes en Twitter a favor del procés.

JDE tiene su sede en España en Barcelona y cuenta con una fábrica de café molido para todo el mercado español en Mollet del Vallès en la que produce unas 18.000 toneladas anuales de dicho producto.

Además de Marcilla y Saimaza, JDE comercializa marcas como Soley,L’Arôme Espresso, Jacobs y Carte Noire, además de ser propietario de Senseo y Tassimo.

Como dice Santiago González en su blog:

“esta gentuza ha de acostumbrarse a una idea básica que antes conocían todos los viajantes de comercio: “no hay que insultar al cliente”. El día que el buen pueblo apañol recupere la autoestima, les dirá a tipos como este y su empresa, lo que Richard Gere le decía al encargado de la tienda: “estamos dispuestos a gastarnos una cantidad obscena de dinero con quien sepa hacernos la pelota”.–¿Qué coño es eso del boicot?–

FUENTE : PERIODISTADIGITAL

abril 2nd, 2018 by