> http://viralnews.es

¿De dónde viene tal atracción de la izquierda por los delincuentes, que le hace preferirlos a sus víctimas?

La prisión permanente revisable está estos días de rabiosa actualidad España porque Podemos, Partido Socialista y sorprendentemente Ciudadanos, quieren atacar al gobierno derogando una ley que apenas tiene dos años en vigor.

Todo se resume al final a un asunto electoralista, pero el Partido Popular no está dispuesto a entregar la cuchara y va a seguir peleando contra este ataque de la izquierda, acompañando además a Juan Carlos Quer, el padre de la maltrecha Diana Quer que mantiene una cruzada al respecto.

Un delicado asunto en el que acierta con rotundidad el periodista José María Carrascal este lunes 5 de febrero de 2018 en el diario ABC, bajo título ‘O Permanente o Revisable’, en el que acusa a la izquierda española de estar del lado de los delincuentes:

¿De dónde viene tal atracción de la izquierda por los delincuentes, que le hace preferirlos a sus víctimas? Lo fácil sería atribuirlo a concomitancias, pero no, son razones políticas: para ella, son víctimas del capitalismo, de la pobreza, de la desigualdad de clases. Por eso hay que compadecerles y darles toda clase de facilidades para reinsertarse. Lo que es totalmente falso. El delincuente reiterativo, no ocasional, no es una víctima de la sociedad sino un enemigo de ella.

Pero no se contenta Carrascal solo con lanzar al aire la pregunta, sino que la responde:

El mejor estudio sobre él, que yo sepa, lo realizó el Dr. Samuel Yocherson, tras pasarse quince años por cárceles norteamericanas, entrevistando reclusos y analizando sus condiciones familiares y su actividad delictiva. El resultado lo expuso en el libro The criminal personality: el delincuente nace, no se hace. Desde niños se han creído diferentes, es decir superiores, con una tendencia a mentir y hurtar pequeñas cosas a padres y hermanos a partir de los cinco años. Despierto, hábil, bien parecido, miedoso, hacia los nueve años, consigue vencer sus inhibiciones, junto al sentido de culpa o compasión hacia los demás. Este cortocircuito emocional dominará ya toda su vida, orientándole a conseguir lo que quiere por el camino más rápido sin el menor remordimiento. El mundo, para él, existe para servirle.

La mejor prueba del estudio del Dr. Yocherson es la existencia de hermanos con los mismos genes, ambiente y educación, uno serio y fiable, otro un delincuente compulsivo. Ya que su reinserción sólo ocurre como excepción de la regla, hay que mantenerlo al margen de la sociedad al constituir una amenaza para ella. Pero vayan ustedes a decírselo a quienes creen que todos los hombres son buenos excepto los de derechas.

INFORMA : PERIODISTADIGITAL

febrero 5th, 2018 by