> http://viralnews.es

VIDEO – Un jugador de rugby gana la Carrera de Tacones del WorldPride

“El secreto es estar entrenado duro en un equipo de rugby todo el año”, dice el vencedor, Ángel Torres

 

 

La expectación es máxima a pocos minutos del comienzo de la XX Carrera de Tacones de la Calle Pelayo. Los participantes esperan instrucciones entre un mar de espontáneos y medios de comunicación. Los 16 participantes correrán dos manzanas divididos en dos grupos de ocho personas. Los cuatro ganadores de cada tanda se enfrentarán en la gran final. El premio: 500, 200 y 100 euros para los tres vencedores.

«La verdad es que siempre me ha gustado correr con tacones. Llevo tres años viniendo así que no podía faltar en el WorldPride», cuenta a EL MUNDO Óscar González, que ha venido expresamente de Fuerteventura para competir por tercer año consecutivo. En 2015 quedó el segundo. En 2016, el primero. «Este año hay tanta competencia que agüita», dice entre risas.

Zapatos, Botines, peep-toes e incluso sandalias adornan los pies de los runners. Varios corredores llevan sus tacones atados con cinta aislante. Los que muestran uñas las llevan pintadas. Todo vale mientras lleven alzas.

«Yo quiero salir ya porque se me está durmiendo el pie», grita Miguel Doncel, emeritense vecino de Madrid desde hace 10 años con un mensaje. «Cuando vemos a un hombre con tacones resulta muy gracioso pero a nadie le resulta gracioso en una mujer. Vengo a reivindicar que las mujeres no hace falta que cumplan con esos requisitos de estar guapas, maquilladas, con tacones porque son más que un objeto», sentencia.

Entre gritos de júbilo y caras de sorpresa ante la velocidad de los competidores transcurren las carreras. En la final, se suman varios retos al galope: ponerse una peluca, un vestido y un bolso antes de llegar a la meta. «He llegado el primero pero me han descalificado», cuenta con una sonrisa Óscar, que no pudo cazar el traje porque según dice no había nadie para dárselo.

El vencedor ha sido Ángel Torres, madrileño subido a 16 centímetros de Swarovski. Su secreto: «Estar entrenando duro en un equipo de rugby todo el año, en el Madrid Titanes, y venir con ganas de reivindicar. Yo vengo a representar a todas esas travestis y transexuales que corrieron en los disturbios de Stonewall y que no decidían correr con tacones pero se vieron obligadas a hacerlo». Concluye alegre: «La reivindicación no solo significa venir aquí a martirizarse sino que también hay que pasarlo bien».

 

INFORMA : EL MUNDO

 

 

junio 29th, 2017 by