> http://viralnews.es

Dos detenidas tras abortar la Policía una pelea entre chicas convocada por WhatsApp

Las arrestadas agredieron a los agentes con una botella de vidrio y con una spray paralizante. Las chicas se citaron en el metro Urgel tras tener una riña en una discoteca durante esa madrugada.

loading…

La Policía Nacional frustró el pasado fin de semana una pelea entre chicas que se habían citado por mensajes de móvil en el metro de Urgel, en la calle de General Ricardos del distrito madrileño de Carabanchel. La intervención de los agentes de la comisaría del distrito fue clave, ya que impidieron la riña a la que habían acudido varias de las jóvenes provistas de botellas de cristal y aerosoles paralizantes, según informó la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Con todo, dos de los funcionarios resultaron heridos leves tras ser golpeados por dos de las chicas que se mostraron muy agresivas y que habían pasado toda la noche de fiesta antes de acudir a la cita. Dos de ellas, una menor de edad y ambas de nacionalidad española, fueron detenidas por los policías.

Tras la intervención los policías fueron trasladados por sus compañeros a la comisaría de Carabanchel donde eran atendidos por los médicos del Samur-Protección Civil. Uno de los agentes presentaba una irritación en los ojos. Ninguno de los dos agentes causó baja en el servicio.

Una de las detenidas es P. G. M., de 23 años y la otra fue identificada como A. V. T., de 17 años que fue trasladada por los agentes al Grupo de Menores de la Brigada de Policía Judicial donde se la puso a disposición de la Fiscalía de Menores de Madrid. Las dos implicadas arrestadas son del mismo barrio de Carabanchel y habían acudido a la pelea desplazándose en el suburbano madrileño tras pasar la noche en una discoteca.

Los agentes se quedaron perplejos por la extrema violencia que emplearon las dos apresadas que se fueron sin remordimientos a por los policías. Por la vehemencia empleada se sospecha que estaban bajo la influencia de alguna sustancia o bebidas alcohólicas.

Los hechos sucedieron el pasado sábado 5 de noviembre sobre las ocho de la mañana. Los agentes fueron requeridos por una de las jóvenes que iba a participar en la pelea asegurando que se habían citado para pelearse con otro grupo de chicas. Muy arrepentida y en «un ataque de pánico», según la Policía, una de las chicas llamó al 091 y explicó que tenía miedo de lo que podría pasar.

Cuando llegaron los agentes se encontraron a las jóvenes en el metro de Urgel. Las adolescentes indicaron que habían quedado con el otro grupo a las ocho de la mañana y que al final habían recapacitado.

Minutos después salieron del metro las otras dos jóvenes y subieron las escaleras.Al salir a la calle vieron al otro lado de la calle y en la otra boca del suburbano a las otras jóvenes. A pocos metros estaban los agentes. Una de la agresoras llevaba una botella de ron vacía en la mano derecha y la otra blandía en una de sus manos un aerosol paralizante.

Los policías detuvieron a las dos chicas que en vez de retroceder al ver a los agentes las dos chicas se lanzaron a por las muchachas del otro grupo. En ese momento los funcionarios intervinieron resultando uno de ellos gaseado en los ojos. El otro policía también sufrió un botellazo que pudo evitar que le alcanzase la cabeza. Los agentes tuvieron que solicitar colaboración para trasladar a las menores, que no paraban de gritar, a la comisaría.

Las jóvenes arrepentidas declararon que se conocían desde hace tiempo y que mantenían una disputa por causas que no quisieron explicar. Añadieron que la madrugada del pasado 5 de noviembre se vieron casualmente en una discoteca de Madrid. Ya en la sala de fiesta tuvieron un encontronazo y un pequeño rifirrafe que frustraron los vigilantes y otras personas que habían en la sala. Sin embargo, decidieron citarse por WhatsApp. En los mensajes del móvil se decían: «Voy a darte lo tuyo hija de …», «Te voy a partir la cara… », «Os vamos a moler a golpes….».

No hubo muchos testigos de lo ocurrido debido a la hora de los hechos. Sólo el camarero de un bar cercano de General Ricardos vio el revuelo sin enterarse de lo que había pasado. «Llegaron muchos policías a esa hora pero me dijeron que fue una pelea sin más aunque me pareció extraño ver a varias chicas junto a los agentes», señaló este trabajador.

INFORMA : EL MUNDO


loading…


Noviembre 10th, 2016 by