> http://viralnews.es

El “dossier” de Pablo Iglesias que tiene el CNI

El “dossier” del Centro Nacional de Inteligencia sobre Pablo Iglesias es en realidad un conjunto de informaciones distintas, producto de varias líneas de investigación en las que figura su nombre, y que comenzaron en 2011, sobre todo por sospechas de injerencias de Gobiernos extranjeros que pretendieran influir en la política española.

loading…

Un artículo de Luis María Anson en El Mundo, titulado ‘El caudillaje de Iglesias’, ha abierto de nuevo la polémica sobre el líder de Podemos, al afirmar que el CNI dispone de “arsenal de irregularidades y vergüenzas del líder podemita”. Añadía: “Sería mejor no tener que exhibirlas y que Pablo Iglesias, con la Cruz de Borgoña a cuestas, se mese la coleta, embride su ego desbocado y se integre en el sistema que gobierna a los países todos de la Europa unida”.

La pieza tuvo una rápida respuesta por parte de Iglesias, quien anunció en su cuenta de Twitter su intención de preguntar al Gobierno sobre la existencia de estos expedientes: “Si como dice aquí Anson, el CNI tiene un dossier sobre mí, por si me porto mal, tendremos que preguntar al Gobierno si confirma o desmiente”.

El grupo parlamentario de Podemos anunció la intención de solicitar la “comparecencia urgente” del director del CNI en la Comisión de Secretos Oficiales para explicar qué relevancia tiene dicho dossier en la política española, y “por qué se investiga a un político”.

Hay que recordar que los servicios de inteligencia ya habían mostrado sus temores a que Podemos filtrase información procedente de dicha comisión parlamentaria de secretos oficiales.

El líder de Podemos siempre ha sostenido en privado, y así se lo ha trasmitido a su equipo, la teoría de que está siendo objeto de investigación y vigilancia por parte del Centro Nacional de Inteligencia. ECD contó, por ejemplo, que, a quienes le visitaban en su casa de veraneo de Ávila, les recomendaba que no hablasen “de política” allí, pues temía que le estuviesen grabando.

“No se trata de una carpeta personal”

Desde el momento en que saltó esta polémica, El Confidencial Digital ha ido recopilando datos y acudiendo a diversas fuentes relacionadas con los servicios de inteligencia españoles, para conocer detalles sobre ese “arsenal” citado por Anson.

Personas bien situadas en esos ámbitos cuentan a ECD que propiamente “en ningún archivo del CNI existe como tal un dossier” sobre el líder de Podemos. “No hay ninguna carpeta donde se recoja todo y en la que ponga Pablo Iglesias”, añaden.

Explican que “los servicios españoles no realizan informes personales con datos de cada ciudadano cuyas ideas no se alinean con las del Gobierno. Esto no es la Stasi ni el SEBIN venezolano”.

Iglesias aparece en varias investigaciones

Lo que sí existen en el Centro Nacional de Inteligencia, explican las fuentes consultadas, son varios informas distintos, de elaboración propia, en el que aparece el nombre de Pablo Iglesias. Ocurre así en varias líneas de investigación que ‘La Casa’ ha trabajado en estos últimos cinco años.

La inmensa mayoría de las investigaciones en las que figura el líder de Podemos tienen que ver con sospechas sobre “intentos de infiltración” de gobiernos extranjeros en la política interior española.

Se trataba de delimitar hasta que punto pudo ser Pablo Iglesias, singularmente en sus primeros años de carrera política, unpeón consciente o inconsciente” en los planes de determinados servicios secretos extranjeros dispuestos a influir y condicionar la política nacional.

Según revelan dichas fuentes, la primera vez que Pablo Iglesias apareció en el radar de los servicios de inteligencia españoles fue en el año 2011, cuando colaboró activamente en el movimiento popular 15-M, momento en el que se convirtió en pieza fundamental del CEPS, la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales.

El CEPS y la influencia del chavismo

Esa organización, en la que Pablo Iglesias fue miembro del patronato, está considerada por el CNI como una fundación “instrumentalizada” por Venezuela para promover la imagen del régimen chavista en España, y para intentar influir en la política española a través de la formación Izquierda Anticapitalista, fundada sólo dos años antes del 15-M.

Tal como recuerdan las fuentes consultadas por ECD, entre las atribuciones del Centro Nacional de Inteligencia, recogidas en su ley reguladora 11/2002, se encuentra detectar y neutralizar actividades e injerencias de gobiernos o servicios secretos extranjeros que “amenacen la integridad, seguridad y estabilidad del Estado” y sus instituciones.

Conforme iba creciendo la influencia mediática de Pablo Iglesias e implantándose su proyecto político, el CNI fue recibiendo más información que constataba el interés creciente que países extranjeros mostraban por el futuro ‘Podemos’ y sus dirigentes. Fue entonces, en 2013, cuando entró en escena Irán y se encendieron todas las alarmas de los servicios de inteligencia españoles.

Fort Apache y el rastro del dinero de Teherán

En enero de 2013, Iglesias comenzó a presentar el programa Fort Apache en el canal iraní Hispan TV. En los ámbitos de la inteligencia se considera abiertamente este medio como una plataforma para influir en países hispanohablantes. No obstante, en ello no existe ninguna ilegalidad, recuerdan las voces consultadas.

Sin embargo, cuando Podemos empezó a tomar fuerza como organización política, el panorama cambió. Las fuentes consultadas por ECD confirman la existencia de informes de seguridad en los que se ponía de manifiesto las “sospechas de financiación por parte del gobierno iraní del proyecto político Podemos a través de su televisión Hispan TV y la productora 360 Global Media S.L.”.

De dónde venía el dinero que financiaba Hispan TV, con el que la cadena paga a la productora ‘Producciones CMI’ de Iglesias, era una de las incógnitas a las que trató de dar solución el servicio de inteligencia español.

Empresas ‘ficticias’ en el Golfo Pérsico

Paralelamente a la investigación emprendida por la UDEF, el CNI comenzó a recabar datos sobre el flujo de capital proveniente de monarquías del Golfo Pérsico con destino a Hispan TV. Y en esas investigaciones comenzaron a encontrarse irregularidades.

Esas irregularidades, de las que ya informó El Confidencial Digital a principios de 2016, apuntaban a la existencia de un conglomerado financiero basado en empresas ficticias, ‘fantasmas’, que enviaban pagos a Madrid.

La profunda investigación llevada a cabo por el CNI derivó en una serie de informes sobre lo que parecía unentramado societariocreado por Irán para financiar medios y movimientos políticos en España “favorables” al régimen de Teherán.

Empresas de material militar o de repuestos de camiones

Se encontraron, por ejemplo, pagos de empresas radicadas en Dubái y dedicadas al suministro de equipos al Ministerio de Defensa de Kuwait, que figuraba como único cliente. O empresas que aparecían como pagadores a la productora 360 Global Media S.L. y compartían la misma oficina y el mismo número de teléfono. 

“¿Qué interés puede tener una empresa de repuestos de camiones en influir en la opinión pública española?” se preguntaban entonces fuentes relacionadas con los servicios de inteligencia.

Cuando se publicó esta información, ECD pudo confirmar que muchos de los números de teléfono de estas firmas, que manejaban pagos de entre 100.000 y 200.000 euros a la cadena Hispan TV, no respondían a las llamadas realizadas, ni en horario comercial ni fuera de él.

Los años del embargo iraní

No es este un modus operandi’ desconocido para los servicios de inteligencia occidentales. Estados Unidos creo una red de vigilancia a ex oficiales de la Guardia Revolucionaria iraní que movían dinero hacia países de Europa a través de empresas pantalla en Venezuela y Dubái. La información se conoció gracias a una serie de cables que filtró Wikileaks y que recogió ECD.

Este tipo de movimientos,  explican las fuentes, cobraban sentido si se entiende la época en que se producían: durante esos años se estaba negociando el posible levantamiento del bloqueo económico internacional impuesto a Teherán por su programa nuclear. Irán necesitaba desesperadamente aumentar su influencia en Europa. 

Ada Colau y Pablo Iglesias.

INFORMA EL CONFIDENCIAL DIGITAL


loading…


Noviembre 7th, 2016 by